viernes, 28 de agosto de 2009

Me falló el tema...

Esta entrada iba a ser otra cosa. Estaba pensando en escribir una segunda parte de Defensa del invierno pero ¿cómo hacerlo? ¿Cómo defender a una estación que hace lo indecible para vapulearse? Porque que me bajes de vez en cuando la temperatura, Invierno, estaría bueno, como también que te saltees alguna que otra helada o alguna lluvia en su defecto, pero, de ahí a tomar la temperatura del verano ¡del verano! ¿Qué te pasó, tenés baja la autoestima?
Ayer estuve en la facultad con temperatura de verano —¡un calorrr!— y me dí cuenta que esa estación está al final del año porque... bueno, eso mismo: ¡está al final del año! Cuando todo se termina empieza el verano, y empieza el verano porque todo se termina (creo que por ahí entraría un ¡cuac!). Siendo así, te digo: ¿qué hacé Invierno?, ¿pa qué exití?, ¿eh?, ¿eh? Para qué queremos el verano a medio año si ya lo tenemos al final. Y otra cosa: pudiste copiarle a la primavera, que es más suavecita, pero NOOO, vos tenés que copiarle al verano, saltearte toda una estación, como para hacerlo sin sutilezas, más obvio pegale con un ladrillo ¿no?.
Una de las razones por la que uno (yo) habla y te critica, Invierno, es porque no hay nada más fácil: hablamos para sentirnos mejor, aún sabiendo que no vamos a cambiar nada, y sabiendo también que todos van a estar de acuerdo con nosotros (todos menos uno, siempre hay uno...ceci). Pero uno (yo) lo hace con la mejor intención, sin ánimo de ofender (ok ok, no siempre), pero no es para tomárselo así, tan personal ¡che!
No es para que te calientes... literalmente.

Este fue otro aviso de UMPF, este pequeño espacio donde diatribas inofensivas y divagues instantáneos se juntan para patear tus minutos hasta el blog de la esquina. Porque, como siempre digo, para cosas importantes... están los otros, jeje.

7 comentarios:

Anahi dijo...

Hola Nico, me parace que últimamente el Invierno tiene problemas de identidad...:)
Saludos!!!

p/d: Un mate dulce para mí, por favor...

Flori dijo...

Igual, me parece que es hasta el lunes. O martes. O miércoles..
Pucha, me olvido lo que dice el señor meteorólogo de la mañana.


En fin, la tormenta típica de agosto se pasó para septiembre. Y vengará a los amantes del frío (como yo) frente a los gustosos del verano. Muejeje.

Besos =)

Nicolás dijo...

anahí: esquizofrenia? identidad múltiple?... como sea, necesita ayuda y pronto jajaja.
Sale uno dulcee

Flori: NADIE se acuerda de lo que dice ese sr de la mañana... pobrecito.
Y ya lo dije antes, siempre hay alguien que se afana por esta estación azul. Igual, me gusta la competencia.

Abrazo a las dos

Anónimo dijo...

mmmm cómo comenzar??? me gusta el chocolate, mirar pelis, hacer cucharita, usar bufandas y ni hablar del gorrito de lana (le mete un glam) invierno tranquilo vos tenés lo tuyo, oidos sordos a personas que quieren ver el lado negativo de tus dias de escarcha...
GaiTa.

Anónimo dijo...

me olvidaba de la parte culinaria del querido inviernooo... a quien no le gusta el locro, unas ricas pastas, bañacaugda, entre otras... jajajjaa GaiTa

Franco Coba dijo...

Y bueno, con la locura que hay entre nosotros no podia faltar la de la pachamama.

Nicolás dijo...

gaita: le acertaste bastante a los temas que iban en esa 2da parte, la que falló. Y te aclaro que el invierno no hizo mucho oído sordo: ayer salí a la mañana, a pie, y me ligué una pequeña granizada, ¿me lo merezco?

franco: tendríamos que empezar a darle regalos. La costumbre es darle vino, comida... mates jejeje